Receta:Albóndigas con sepia


Receta:Albóndigas con sepia

Choco, cachón, txautxa, jibia o sepia son los nombres que tiene en las costas españolas este molusco cefalópodo tan imprescindible en múltiples recetas de la gastronomía española. Y una de nuestras favoritas, por jugosidad y tradición son las  albóndigas de sepia.

Desde un punto de vista nutricional, como ocurre con la mayoría de mariscos y moluscos, la sepia es un alimento que destaca por su alto contenido en proteínas, vitamina A y vitaminas del complejo B y E. También aporta minerales, entre los que destacan calcio, hierro, yodo, magnesio, zinc, selenio y sodio.

Sabiendo sus múltiples beneficios es hora de ponerse a cocinar una receta de albóndigas de sepia para chuparse los dedos hecha en pocos pasos y que da un resultado espectacular.

Ingredientes Receta:Albóndigas con sepia

500 gr de sepia

400 gr de rape

1 huevo

Miga de pan mojada en leche

Ajo y perejil

Pimienta negra

4 cucharadas de harina

1 cebolla

400 cl de caldo de pescado

1 copa de vino blanco

1 ñora

60 gr de avellanas

Aceite de oliva

Sal

Preparación receta:Albóndigas con sepia

Se limpia muy bien el choco, aunque también se puede pedir al pescadero dejarlo limpio, o sino es recomendable lavarlo bien bajo el grifo. Se trocea a cuchillo muy picado o bien en robot de cocina sin dejarlo hecho una papilla. De igual manera se trocea el rape, en trozos pequeños, junto a las patas.

Mezclamos el ajo y el perejil junto a la sepia y el rape y se añade la miga de pan mojada en leche, huevo y un poco de harina para evitar que la masa no se quede muy blando. Añadimos también una pizca de sal y de pimienta negra para potenciar el sabor.

Damos forma de albóndigas a la masa y se las pasamos por harina para freír en aceite. Una vez fritas, se dejan en un plato con papel absorbente. Mientras tanto, en una cazuela sofreímos la ñora picada hasta que se dore, se reserva y se procede a sofreir la cebolla muy picada y el tomate frito.

Lo rehogamos todo junto y pasados un par de minutos, se añade un poco de harina (si se quiere espesar la salsa) y vino blanco, dejando que evapore el alcohol. Cuando esto suceda se vierte el caldo de pescado y se colocan las albóndigas y la ñora que se tenían reservadas durante 15 minutos a fuego lento.

Durante otros 15 minutos de cocción se vierte la mezcla resultante de las avellanas tostadas trituradas junto al ajo, el perejil y un trozo de pan frito. Esta pasta que se añade a la cazuela le da el toque perfecto a una receta de albóndigas de sepia que no dejará a nadie indiferente. La jugosidad de las albóndigas bañadas por la salsa tan solo necesitan de un buen pan para no dejar ni las migas.

El secreto o recomendación final

Aplicar esta receta a otro tipos de salsa como, por ejemplo, la formada por chocolate. Cuando hablamos de chocolate, es casi imposible que la mente no piense en un postre exquisito asociado con el sabor dulce de pastelería. Sin embargo, la mezcla de  12 almendras tostadas,  pan frito y un  dado de chocolate con chile y pimienta Simón Coll. Probar y probar hasta dar con la mejor receta.

Ven a probar nuestras mejores recetas a Restaurante Majadahonda Kutxo

Resumen
Receta:Albóndigas con sepia
Nombre del Artículo
Receta:Albóndigas con sepia
Autor
Nombre del editor
Restaurante Kutxo
Logo del Editor

+ No hay comentarios

Añade tu comentario