La Matbucha en Majadahonda


La Matbucha en Majadahonda

La matbucha (o matbuja, matbuha y matbukha) es una ensalada típica del norte de África e Israel. La gastronomía del sur del Mediterráneo no deja de sorprender por ser muy amplia y muestra de ello es el cuscús, el hummus o el baba ganush. Esta original ensalada o pseudo pasta con salsa es parecida a un pisto tradicional, pero pasado por un filtro especiado.

Es especialmente cocinado en Marruecos, pero la matbucha forma parte de la tradición culinaria de musulmanes y de judíos sefardíes. Estos últimos fueron quienes la llevaron a Israel.

Todo en ella es gastronómico, es más,  maṭbūkhah  en árabe quiere decir cocinado o cocido. Habitualmente, la matbucha se sirve como entremés, con pan de pita o como acompañamiento de carnes y pescados.

Pero, entonces  ¿qué es la matbucha?

Básicamente se trata de un sofrito de tomates, pimientos y ajo, reducido hasta eliminar casi por completo el líquido. En esta mezcla se añade un poco de aceite de oliva virgen extra para que aporte a la verdura melosidad y dulzura. Con un toque de especias se consigue un plato de 10.

 

Este sencillo plato tan solo necesita de algo de supervisión para que no se “agarre” a la sartén y, una vez hecha, se conserva en la nevera hasta cinco días o bien congelarse en porciones.

Receta Matbucha

Ingredientes para unos 400 gramos:

750 gr de tomates de pera maduros
250 gr de pimiento morrón asado y pelado
2 dientes de ajo picados
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de vinagre
1/2 cucharadita de comino en grano
1/2 cucharadita de cilantro en polvo
1/2 cucharadita de pimentón (dulce o picante)
Sal y pimienta

Preparación Matbucha:

Se comienza pelando los tomates, para facilitar esta acción se puede hacer corte en la base y meterlos en agua hirviendo y cortarlos en trozos menudos. Mientras se va calentando todo el aceite en una sartén grande mientras se sofríe el ajo picado hasta que coja un color dorado.

En ese momento se añade el tomate troceado y se deja reducir a fuego medio unos 10 minutos aproximadamente, revolviendo de vez en cuando.

Cuando el tomate haya soltado todo el líquido y se haya reducido a la mitad, se agrega la carne de pimiento asado, sin piel y picada, y se cocina durante 5 minutos.

Aquí es cuando comienza a obtenerse una pasta sin agua por ello hay que bajar el fuego al mínimo y dejar que reduzca, removiendo constantemente para que no se pegue a la sartén.

El toque final lo aportan el comino, el cilantro y la disolución del pimentón en una cucharada de aceite de oliva, que se agregan a la sartén en los dos últimos minutos de cocción. Cuando la matbucha atempere es cuando se añade el vinagre. A la hora de comer, tan solo dos pasos: remover y disfrutar.

 

Resumen
La Matbucha en Majadahonda
Nombre del Artículo
La Matbucha en Majadahonda
Autor
Nombre del editor
Restaurante Kutxo
Logo del Editor

+ No hay comentarios

Añade tu comentario