Sopa fría de tomate y cerezas


Sopa fría de tomate y cerezas

Buen tiempo, verdura y fruta fresca. Se tritura todo y da como resultado una refrescante sopa fría para este verano. Y qué mejor momento que en verano donde las frutas rojas están en su máximo apogeo.
El gazpacho y el salmorejo están muy ricos, pero siempre viene bien innovar y aprovechar las frutas de temporada. Tomando la base de tomate y aceite se pueden improvisar distintas sopas frías según lo que haya en cada despensa.

La receta de hoy es una conclusión de ensayos con frutas, frutos secos, hierbas y especias.  Ahora que todavía quedan buenas cerezas en el mercado, y a un precio más económico que a principio de temporada, es el momento de preparar una sopa que mezcle ésta dulce y a la vez ácida fruta con el rey de las ensaladas, el tomate.

Por cierto, ¿el tomate es una fruta o verdura? Algunos dicen que es una fruta, mientras que la inmensa mayoría dan por hecho que se trata de una verdura.

¿Qués son el tomate y la Cereza?

Lo más importante es que el tomate es uno de los alimentos más ricos en licopeno y posee grandes cualidades organolépticas y propiedades nutricionales. Además, existen mil maneras de comer un tomate: en salsa, crudo, frito, untado… pero lo que se hace menos es consumirlo como lo que realmente es: una fruta.
Respecto la cereza es una fruta que aportan unos excelentes aportes nutricionales. Aparte, es usada desde hace milenios como depurador intestinal, para librar al cuerpo de toxinas. Esto debido a que los pigmentos que les dan su color, las antocianinas, son un tipo de flavonoides de grandes propiedades depurativas.
Aprovechando estas semanas del año de esplendor de los tomates con el de las cerezas, proponemos mezclarlo con almendras, para dotar a la sopa de cuerpo, y albahaca y comino, que ponen el toque aromático.

Receta Sopa fría de tomate y cerezas

Ingredientes para 4 personas:

1 kilo de tomates maduros
250 gr de cerezas
1 cebolleta mediana
2 cucharadas de almendras crudas
8 hojas de albahaca
1/2 cucharadita de comino molido
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre
Sal

Preparación:

1. Preparar la cebolleta, cortándola en juliana y dejarla en un bol con agua y un chorro de vinagre durante una hora. De esta manera se evita que repita horas después de tomar la sopa.

2. Deshuesar las cerezas y reservar una docena sin picar.

4. Picar el tomate y mezclarlo con las cerezas, las almendras (ya peladas), 4 hojas de albahaca, el comino, la cebolleta y un chorro de aceite de oliva y sal. Lo ideal es dejar reposar unas horas en la nevera, sino triturar en el momento.

5. Por último, se deja enfriar y servir tal cual  o bien colar en un chino para una textura más fina. El toque final lo aporta un chorrito de aceite, el resto de la albahaca picada y las cerezas por encima.
¡Buen provecho!

Resumen
Sopa fría de tomate y cerezas
Nombre del Artículo
Sopa fría de tomate y cerezas
Autor
Nombre del editor
Restaurante Kutxo
Logo del Editor

+ No hay comentarios

Añade tu comentario