Tarta de queso con mascarpone


Tarta de queso con mascarpone

La tarta de queso con mascarpone es uno de los postres estrellas de casi cualquier restaurante. Es escuchar las palabras tarta de queso y los ojos se abren uno milímetros más solo con pensar en su sabor. Si además se trata de queso Mascarpone, el festival de los sabores dulces está asegurado.Es una de las recetas más buscadas dentro del sector gastronómico y un reclamo para los clientes de cualquier Restaurante si se hace bien.

¿Qué es el queso mascarpone?

El Mascarpone es un queso muy cremoso de color blanco-leche, fabricado a partir de la crema de la leche de vaca. Su origen se remonta a finales del siglo XVI en los alrededores de Milán. Es por tanto un queso reconocido como producto tradicional de la cocina regional de la Lombardía.

Se trata de un queso muy polivalente y gracias a su textura untuosa suave sabor a crema, es utilizado sobre todo para preparar postres.

Se obtiene a partir de la crema de leche, que se mezcla con nata y ácido cítrico o acético. Realmente no es un queso como tal, ya que no se obtiene a partir de un cuajo, como ocurre con los quesos.

Dentro de toda la gama de marcas destacamos el queso Mascarpone Galbani. Todos los amantes del sabor inimitable del Tiramisú italiano sabrán a lo que nos referimos. Gracias a su cuidadoso proceso de elaboración, la cremosidad está garantizada.

Por lo tanto, en la receta de hoy se necesita, con tan solo 6 pasos, tendremos una tarta de queso con mascarpone y queso Philadelphia espectacular ¡Manos a la masa!

Cómo hacer tarta de queso con  Mascarpone:

Ingredientes:

·         1 tarrina de queso Mascarpone

·         1 tarrina de Philadelphia

·         1 paquete de galletas

·         100 grs de mantequilla

·         200 ml de nata líquida

·         8 cucharadas de azúcar

·         3 huevo

·         1 vaso de leche

·         2 cucharadas de maizena

·         Ralladura de limón

Preparación:

1.      Precalentar el horno a 180º.

2.      Engrasar el molde para que no se nos pegue la base de la tarta.

3.      Preparar la base con la mezcla de galletas (que se pueden batir, machacar o rallar) y mantequilla derretida durante unos segundos en el microondas, hasta obtener una masa homogénea, donde los ingredientes formen una pasta, y rellenar la base del molde apretando con las manos y meter al horno durante unos 5 minutos para que se compacte.

4.      Mezclar el resto de ingredientes con la batidora y verter sobre la base de galletas.

5.      Hornear durante 30-40 minutos a 180º y sacar cuando está cuajada (pinchar con una aguja y si sale limpia es el momento de sacarla)

6.      Dejar enfriar y servir cubierto de alguna mermelada o sola.

Esta receta también puede adaptarse y preparar una tarta de queso con leche condensada. Para preparar esta versión se necesitan todos los ingredientes anteriores y a mayores un sobre de cuajada y un bote de leche condensada.

De igual manera se prepara la base, se vierte en el molde (que puede dejarse en el congelador para endurecer) y mientras se calienta la nata, el queso, el azúcar, la leche condensada y medio vaso de leche a fuego medio. El otro medio es para disolver la cuajada.

Una vez que la mezcla anterior hierva, se retira del fuego, se añade la cuajada y se remueve hasta que vuelva a hervir. Para terminar, se espera que pierda calor, se vierte en el molde y se deja enfriar en el frigorífico al menos un par de horas.

El toque final,Variaciones de la tarta de que so con Mascarpone:

A la hora de servir, la imaginación debe ser la herramienta más importante. Se puede echar alguna mermelada de sabores o siropes, una capa de chocolate negro, blanco o las dos, trozos de fruta fresca, migas de galleta… De igual manera, se puede innovar a la hora de partir las raciones. Lo habitual es hacerlo en forma de triángulos, ¿pero quién dijo que es obligatorio?

Ven a nuestro restaurante y prueba la mejor tarta de queso mascarpone de Majadahonda.

+ No hay comentarios

Añade tu comentario