Recetas de cocina fáciles y rápidas


Recetas de cocina fáciles y rápidas

Fit, healthy, sano, saludable, light… Todos estos términos nos bombardean a diario en cientos de productos alimenticios.

Sin embargo, ¿merece la pena comprar producto ya preparados? ¿son algunos más sanos que otros? Sin duda, en Kutxo apostamos por “comer comida”. Así, tal y como suena, es fácil preparar recetas de cocina fáciles y nutritivas donde los productos de cada temporada sean los reyes de cada plato.

Recetas de cocina fáciles y rápidas

Nuestra idea es proponeros unas recetas de cocina fáciles y económicas .Existen miles de opciones y posibilidades, por ello partimos de la base de alimentos vegetales como componente clave en una alimentación sana.

En esta categoría incluimos los productos a base de cereales, las frutas, las verduras y las legumbres, de la comida que ingerimos cada día, tres cuartas partes de los alimentos deben pertenecer a este grupo. El consumo de vegetales nos aporta hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales.

Entramos en materia con recetas de cocina fáciles paso a paso para hacer en cualquier momento que estemos en casa:

Cereales

Son una de las fuentes de energía más importantes para el organismo y aportan hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

Consumir alimentos con fibra ayuda a mejorar el proceso digestivo por ello se recomienda ingerir entre 25 y 30 gramos al día.

Concretamente se recomienda consumir alimentos integrales entre los que se incluyen el pan integral, el arroz integral, la harina integral, los copos de avena integral, el muesli elaborado con grano partido, entre otros.

Nuestra recomendación: Prueba a cambiar tu desayuno y descubre panes elaborados a base de cerales integrales como los hechos con arroz, copos de avena, centeno, espelta, kamut, cebada, maíz, trigo sarraceno. Los supermercados y panaderías, cada vez más, a cuentan con este tipo de productos.

Receta sencilla: Tan solo tienes que partir unas rebanadas de pan y acompañarlas con un chorrito de aceite de oliva virgen extra o de alguna otra grasa saludable como crema de cacahuete natural, o bien con alguna fruta como el aguacate. Quien dice desayuno, ¡también dice merienda!

Frutas

Su consumo diario es fundamental y muy recomendable para mantener una dieta sana. El consumo de dos o tres raciones diarias de fruta ayuda a prevenir enfermedades por su aporte de vitaminas, minerales y fibra.

Además, la fruta es perfecta para comer entre horas, ya que contiene azúcar en forma de fructosa que aporta energía rápida al organismo.Todas son sanas, pero algunas incluso ayudan a bajar de peso.

Nuestra recomendación: Todas las frutas contienen carbohidratos simples, que son los que le otorgan su sabor dulce. También tiene fibra, que se localiza en algunas pieles o cáscaras, así que es mejor consumirla entera sin pelar.

Receta nutritiva: Elige las frutas que más te gusten y, sobre todo, que sean de temporada para apreciar bien el sabor. Lava, pela las que sean necesarias y pícalas menudo en un bol. Añade el zumo de una naranja y disfruta de una macedonia de frutas. O bien, si te gusta combinar con un lácteo, bate un yogur natural y viértelo por encima.

Verduras→

Ricas en componentes de valor nutricional como vitaminas, minerales, oligoelementos. Su efecto saludable se debe, entre otros, a la vitamina C, el ácido fólico, la fibra y los metabolitos secundarios de las plantas que se presentan en una combinación y cantidad variables en función del tipo de vegetal.

Por este motivo es importante consumir diversas clases de vegetales para seguir una alimentación sana tal y como comentamos en nuestro post especial sobre Las tres verduras que no puede faltar en invierno.

Nuestra recomendación: Aplicarse la máxima que recomiendan los expertos y consumir cinco raciones de frutas y verduras al día. Tanto la salud como la línea le estarán agradecidos.

Receta sana: Dependiendo de la temperatura exterior, lo más entretenido tanto para la vista como para el gusto es innovar en cada ensalada. No nos referimos a comer siempre lechuga, tomate y cebolla sino a innovar.

A descubrir nuevos sabores del mercado como el kale y cocerlo, unido a productos crudos como zanahorias y pimientos que dan un toque crujiente, el dulce gusto del mango, la acidez de unos arándanos y todo ello aliñado con una vinagreta de limón, salsa de soja y aguacate. O bien de unos tallos de brócoli con uvas pasas, cebolla y nueces…

Legumbres

 Alimento esencial en recetas de cocina fáciles y sanas para llevar una dieta equilibrada gracias a sus altos niveles de hierro y proteínas. Además, son económicas, están buenas y son muy completas nutricionalmente.

Aparte de los garbanzos, las alubias, las judías verdes y las lentejas, son también legumbres los altramuces, los guisantes o las habas. Todos ellos, perfectos para elaborar buenos guisos.

Nuestra recomendación: Tener provista despensa con legumbres significa aumentar las opciones de tener una buena comida en poco tiempo. Sugerimos un montón de ensaladas, salteados y hasta tortillas o guisos exprés. Además, si se compran ya cocidas, son muy versátiles para preparar platos completos en cinco minutos.

Receta cremosa: Las cremas espesas para mojar con bastones de verduras o pan son deliciosas y sirven para cualquier momento del día. Aparte del tradicional hummus, hay infinidad de posibilidades. Si se tritura un diente de ajo, un bote de judías, un par de pimientos morrones y una lata de sardinas con las especias que más nos gusten y añadiendo un poco de agua y zumo de limón se consigue un paté para untar o mojar lo que se nos antoje elaborado con cualquier legumbre.

De igual manera, se puede hacer una crema o puré rápido con tan solo pochar puerro y cebolla en una olla, añadir caldo, las legumbres y hervirlo todo un par de minutos. Con un golpe de batidora y algún fruto seco, ¡listo para servir en la mesa!

¿Tienes algunas Recetas de cocina fáciles y rápidas para añadir al artículo?

Hay 2 comentarios

Añade tu comentario

+ Escribe un comentario